Estructuras Cabalgantes

LAS ESTRUCTURAS CABALGANTES DE MOLINOS

La mitad SE. del término municipal se localiza sobre un conjunto de agudos y apretados pliegues de dirección variable, de NNE. a ENE., que tienden a desplomarse hacia el Norte, hallándose afectados por numerosos accidentes cabalgantes hacia la depresión del Ebro.

Los frecuentes cierres y bifurcaciones así como la misma densidad de las deformaciones hace prácticamente imposible la individualización de unidades concretas. Ni siquiera la delimitación de conjuntos cabalgantes está clara. Como norma general existen cinco unidades (Los Pollares, El Cabezo de la Molinera, Pozuelo, Valellas y Molinos), de núcleo anticlinal jurásico, orlado por apretados repliegues en Cretácico Superior. La mayor complejidad posiblemente se localiza en los alrededores de Molinos, donde pueden observarse hasta tres escamas que cabalgan incluso sobre la unidad oligocena del Terciario.

Todas estas estructuras apenas poseen traducción topográfica, excluyendo algunas alineaciones de crestas, por hallarse biseladas por una extensa superficie de erosión. Además, están Jbsilizadas por manchones discontinuos de Terciario, a veces conectados con el techo del relleno de la cubeta del Guadalopillo o también de la meridional de las Cuevas de Cañart.

Este sistema de pliegues y cabalgamientos con vergencia general hacia el Norte se interpretan como producidos por efecto de los movimientos de bloques de un zócalo paleozoico, muy próximo en profundidad, durante la Orogenia Alpina.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si considera que acepta el uso de cookies marque la casilla Aceptar. Consulte la política de Cookies

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar